Marcha de las mujeres contra el machismo de Trump

Comenzó este mediodía (hora argentina) en la capital estadounidense, con decenas de miles de asistentes; hubo protestas similares en otros países.

Millones de personas en todo el mundo se manifiestan este sábado en defensa de los derechos de las mujeres, de la igualdad y contra el machismo del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Unas 600 manifestaciones han sido convocadas para esta jornada, que tendrá su epicentro en la capital de Estados Unidos, Washington D.C., donde se han movilizado más de 2.000 autobuses para trasladar a la cantidad de personas para participar en la Women’s March (La Marcha de las Mujeres) que espera congregar a más de un millón de personas.

Desde primera hora del sábado las estaciones del metro que da servicio a Washington y su área metropolitana estaban abarrotadas de personas que acudían a la marcha, que tiene entre sus impulsoras a famosas como Scarlett Johansson, Katy Perry, Julianne Moore o America Ferrera. También se están produciendo atascos en las vías para acceder a Washington desde las zonas residenciales aledañas de Maryland y Virginia.

La actriz Ferrera, de origen hondureño, fue una de las primeras oradoras del día en el punto inicial de concentración de los manifestantes, cercano al Capitolio. “Trump no es Estados Unidos. Nosotros somos Estados Unidos y estamos aquí para quedarnos”, proclamó Ferrera.

Desde allí la marcha partirá a partir de las 13:15 hora local por el National Mall para concluir ante el Monumento a Washington, frente a la parte sur de la Casa Blanca. Entre los oradores de hoy también figuran las actrices Scarlett Johansson y Ashley Judd, así como el cineasta Michael Moore.

MÁS DE MEDIO MILLÓN DE PERSONAS

La plataforma organizadora de la Marcha de Mujeres sobre Washington ha cifrado ya en más de 500.000 las participantes en esta gran manifestación convocada al día siguiente de la toma de posesión de Donald Trump para reivindicar los derechos de las mujeres.

La cifra ha sido recogida por el vicealcalde para Seguridad Pública y Justicia del Distrito de Columbia, Kevin Donahue, quien ha informado del dato a través de su cuenta en Twitter.

Otro dato lo aporta el Metro de Washington D.C., que informa de que se han producido 275.000 viajes hasta las 11.00 horas, hasta ocho veces más que en un sábado corriente y supera incluso a las cifras de un día laborable.

Además, supone un incremento significativo con respecto al día de la toma de posesión de Trump, cuando se registraron 193.000 viajes a la misma hora. El Metro de Washington informa igualmente de que casi todos los aparcamientos de vehículos de los finales de línea están a punto de llegar al límite de su capacidad.

“EL FUTURO ES MUJER”

A través de su cuenta de Twitter, la excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton, quien perdió las elecciones del pasado noviembre ante Trump, dio las gracias a los manifestantes por, en sus palabras, “hablar y marchar por nuestros valores”.

Entre los cárteles que llevan los manifestantes puede leerse: “En las mujeres confiamos”, “No puedes pararnos, tenemos a Meryl Streep”, y otro de los mensajes en camisetas es “El futuro es mujer”.

Uno de los emblemas de la marcha son los gorros “pussy cat” (gatito), que se cuentan por miles y son una respuesta al polémico comentario de Trump de que a las mujeres hay que agarrarlas por sus partes íntimas (“pussy”, en inglés).

MÁS DE 600 MARCHAS EN TODO EL MUNDO

El movimiento no se limita a Washington, sino que estará arropado por 616 “marchas hermanas” en todo Estados Unidos y en el resto del mundo, con manifestaciones previstas el sábado en ciudades como Buenos Aires, Lima, Bogotá, Madrid, Barcelona y Granada (España), además de la capital de México y otras 16 localidades mexicanas.

La marcha surgió del impulso feminista de un grupo de jóvenes que no podían creer que un candidato, Trump, que había sido acusado de acoso sexual por varias mujeres y pronunciado comentarios denigrantes sobre ese género ganase las elecciones de noviembre pasado.

Pero desde entonces el movimiento ha crecido hasta abarcar un abanico de demandas progresistas, con una plataforma que va desde la igualdad de salario y el derecho a abortar hasta la defensa de los derechos de los inmigrantes, los homosexuales y los musulmanes, unidas a proclamas ecologistas y sindicalistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *