Tragedia de Mendoza: imputaron al chofer y liberaron al acompañante

La Justicia de Mendoza ordenó la liberación del acompañante de la tripulación del micro de Turbus.

La Justicia decidió imputar al chofer por homicidio simple con dolo eventual por las 19 muertes y por lesiones graves y gravísimas luego de la peor tragedia vial de la historia de la provincia, que se cobró 19 vidas, mientras que ordenó la liberación del acompañante de la tripulación del micro de Turbus que volcó en la alta montaña en la madrugada del sábado, camino a Chile.

El conductor Francisco Javier Sanhueza será imputado en las próximas horas por el fiscal Gustavo Pirrello, y la calificación podría ser más grave, que la dispuesta en un principio como homicidio culposo. Mientras, Pedro Antonio Vargas Campos, el otro conductor, que descansaba en el momento del siniestro, quedó liberado. Ambos, tras el accidente, no sufrieron heridas graves, y habían sido aprehendidos e incomunicados en la Fiscalía de Luján-Maipú.

Todos los testigos sobrevivientes del accidente coinciden en que el chofer circulaba a alta velocidad. De hecho, en reiteradas ocasiones le pidieron que bajara la marcha. Además, se informó que el tacómetro se detuvo en los 100 kilómetros por horas, en una zona donde debía circular a 40.

El ómnibus de la empresa chilena Turbus que volcó entre Mendoza y Chile y en el que murieron 19 pasajeros había sido controlado 22 veces en los dos últimos años por el Ministerio de Transporte de este país. De ese proceso, se desprendió que la unidad tenía cinco infraccione s por tener luces y neumáticos en mal estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *