Repudiable: Uso y abuso de fotos de niños por cambiemos

Un niño puede despertar ternura, ¿y un niño pobre?. La táctica política de cambiemos es de por sí repudiable. Basados en el modelo de Mauricio Macri, el empresario rico que ajusta con despidos e inflación y luego realiza montajes con personas humildes, en La Rioja el accionar de los políticos de ese partido no se quedan atrás.

Hace unos días la delegada sanitaria federal Patricia Rippa “visitó” el barrio 1 de diciembre. Sin llevar ninguna solución tomó fotografías de rostros de niños y las publicó en las redes. Como si la pobreza les privara también del derecho a la imágen y al honor, como si la ternura de los mismos mostrara a ésta política mas tierna, como si una simple visita les devolviera el derecho a las oportunidades que la misma política PRO CAMBIEMOS les niega.

 

(imágenes editadas de las originales para evitar la identidad de los niños)

A mi me gustaría saber qué tan pobres son los pobres” dijo González Fraga, acorde a la política del Gobierno de Patricia Rippa y Mauricio Macri, y Vidal sin pestañear proclamó a los niños de una escuela que “les mintieron que tenían derechos”.

Rippa expuso en sus redes a los niños y detalló el estado en el que se encuentran ” Alrededor de 300 familias, muchos niños jugando en la tierra, muchos jóvenes reunidos en las calles, adolescentes con hijos, sin conocimientos de prevención de patologías infectocontagiosas.
Estructuralmente, sin agua de red, sin energía eléctrica, sin viviendas, la mayoría vive de changas, traen leñas de los campos cercanos para cocinar.“.

Y luego de ese informe de la delegada recordamos nuevamente”A mi me gustaría saber qué tan pobres son los pobres” que dijo González Fraga y continúa el ajuste del gobierno nacional.

Curiosamente, el mismo día de la “visita” de la médica Patricia Rippa coincidió con el abordaje sanitario del Ministerio de Salud de la Provincia. A diferencia de la delegada de Macri, Salud de La Rioja no tomó fotografías de rostros de los niños y brindó soluciones.

 

Los niños tienen derechos amparados por la Constitución. Ningún interés mezquino ni político debe vulnerarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *