“Sancor no da para más”

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, advirtió que “Sancor no da para más” y pidió un salvataje del Gobierno nacional para darle continuidad a la cooperativa láctea.

 

“Nuestro mensaje de síntesis es un pedido al gobierno nacional y también a las autoridades de la empresa y al gremio, aunque el que tiene la llave de la solución es el gobierno nacional, de que podamos encontrar una solución acordada en el cortísimo plazo porque Sancor no da para más”, dijo Lifschitz durante un encuentro celebrado en la sede rosarina de la gobernación.

En esa línea, aseguró que la cooperativa “no puede aguantar así dos, tres o cuatro días más y por lo tanto se necesita que en este fin de semana haya por lo menos una señal, una acción que marque una solución definitiva para el problema”.

“Creemos que las condiciones están dadas y que hace falta nada más una decisión política y sentarse nuevamente a la mesa de negociación para llegar a un acuerdo que permita salvar la situación”, dijo el gobernador santafesino.

Una de las plantas de la empresa en la ciudad santafesina de Gálvez, que cuenta con más de 250 empleados, se encuentra parada por tiempo indeterminado, informaron fuentes gremiales.

En tanto, en la planta de la localidad de Centeno los trabajadores realizan un acampe en la puerta de la empresa y un corte en la ruta nacional 34 para protestar por la situación que atraviesa la cooperativa.

“La empresa Sancor viene con dificultades desde hace bastante tiempo y particularmente se agudizaron en el comienzo de este año”, señaló Lifschitz.

 

“Y ha habido -continuó- durante los últimos dos o tres meses intensas negociaciones con el gobierno nacional, con las autoridades de la empresa y con el sindicato que agrupa a todos los trabajadores lácteos, Atilra, para lograr una salida que permita el objetivo que compartimos todos: sostener a una cooperativa con una larga tradición en Santa Fe y sostener y mantener los puestos de trabajo”.

“Veníamos con cierta tranquilidad porque veíamos un avance positivo en las negociaciones y que se había llegado a un acuerdo definitivo entre todas las partes para lograr un salvataje financiero por parte del gobierno nacional, el gremio aceptaba determinadas restricciones de tipo salarial como una contribución a buscar una solución y la empresa se comprometía a realizar una serie de reestructuraciones”, explicó el mandatario.

“Lamentablemente, cuando parecía que todo estaba cerrado y eso nos brindaba tranquilidad, en los últimos días las negociaciones se enfriaron, se cortaron, y parece que de nuevo la solución se empieza a alejar”, advirtió el gobernador.

“Todos aceptamos que haya una reestructuración de la empresa, que haya que cambiar muchas cosas pero siempre en el marco de sostener la cooperativa y sus puestos de trabajo”, abundó.

Por su parte, el ministro de Producción, Luis Contigiani, dijo que en la negociación entre el gremio, el gobierno nacional y la empresa, desde el poder central “se hizo un cambio de último momento y se decidió supeditar toda la situación de la industria lechera a Sancor, y eso la dejó arrinconada” a la firma cooperativa.

“La empresa invirtió tres meses para llegar a un acuerdo (entre las distintas partes) y le cambiaron las reglas sobre la marcha”, fustigó Contigiani.

Para el funcionario, es el Gobierno nacional el que tiene que “arreglar con Sancor primero y después seguir discutiendo una nueva lechería”.

“Si no, parece que lo que buscan es que Sancor cierre y armar una nueva lechería sin esta empresa”, concluyó el ministro santafesino.

Ayer, el presidente de Sancor, Gustavo Ferrero, recordó que se encuentra en curso un préstamo que espera recibir la compañía y que el visto bueno depende de que exista un acuerdo entre la industria, el gremio lácteo y el Gobierno nacional, por lo que pidió una “reflexión” a las partes.

Ferrero recordó que “días atrás, junto a la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra), se logró acordar con el Gobierno nacional un plan de reestructuración que incluye un préstamo del Fondo para el Desarrollo Económico Argentino (FONDEAR) y que permitirá recomponer la operatividad de la Cooperativa”.

“Sancor no puede resolver este punto por sí solo, por lo que rogamos a las partes involucradas que reflexionen y puedan llegar a una pronta solución”, pidió el presidente de la cooperativa láctea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *