Santiago

Pierde el sentido

La liviandad de tu cuerpo en manos del perverso

Tu historia en boca del maligno

Que no valora nada

Que ausencia de sentimientos tiene

Y que no puede verse en tus ojos claros, que no se refleja

Opaca su alma, oscura y siniestra

Abre la boca solo y vomita su odio

Ciénaga tramposa en la que han caído

De la cual es imposible salir

Revolcándose en el lodo de la ciénaga están

Y de allí no van a salir

Pariste de nuevo a tu familia

Los alumbraste

Velando por vos están, te cuidan y te aman

Como hay un montón que en vos pensamos

Día tras día y noche tras noche

Esperando un desenlace, conjurando las miserias

Abrazando en el espacio imaginario a los tuyos y a vos mismo

Levantarás vuelo, pero los miserables se hundirán en su lodo

Que los que te negaron y pretendieron no verte guarden en sus ojos tu eterna mirada de luz

Y queden ciegos por ella.

 

Mariana Oyola (Tigre, Buenos Aires)

Fuente: Poetas peronistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *