Entrevista a Colombo el Obispo ambientalista, una vocación nacida de la preocupación por los trabajadores

El Obispo de La Rioja, Monseñor Marcelo Colombo brindó una amplia entrevista a La Grieta a unos días de la navidad. Compartió su mirada profunda de distintos temas del mundo, nacional y provincial. Desde las grietas que observamos que se amplían como la guerra en Siria pasando por las políticas nacionales y la meritocracia. Obispo ambientalista como se lo ha llamado se refirió a la minería y su preocupación cuando apenas asumió el gobierno nacional “venían a hablarnos de la panacea de la minería” y posteriormente con el levantamiento de las retenciones mineras pero no se queda solo con la intervención conciliadora en el Famatina sino también se refiere a la curtiembre en Nonogasta y en cierta medida alerta de algo que muy pocos hablan, la minería del litio. La pirotecnia, el Papa Francisco, la atención de la conferencia Episcopal con Milagro Sala, las madres del dolor, los detalles y la experiencia en el juicio de Angelelli y finalmente cómo fue el llamado que sintió para ser sacerdote, un llamado unido a la problemática de los trabajadores.

LG. En unos días ya próximos a la navidad en un año muy especial para los riojanos, los argentinos. Son días en que las familias empiezan a pensar qué vamos a comer, con quién lo vamos a pasar. Pero hay muchas personas que a causa de los ajustes, inflación ese tema de la comida les va a ser difícil y otras personas que por cuestiones de la vida, del destino no van a estar con algún ser querido en la mesa.

OB. Para los primeros, los que se preguntan qué van a comer o dónde la van a pasar. Creo que para todos los seres humanos pero para el riojano se da de un modo muy especial el valor, el sentido de fiesta que tiene que ver con la mesa compartida, con la invitación, con las personas que llegan.
En el caso de los mas pobres o afectados por éstas medidas económicas de éste año, nosotros como Iglesia hemos querido proponer estas mesas navideñas parroquiales o de las capillas como un modo de decir que todos podamos festejar. Tengo que decirles que hay unas respuestas hermosas, inclusive en numerosas comunidades se han podido armar paquetes para que las familias puedan tener las cenas en sus casas. Una creatividad en los riojanos que me enorgullece, me alegra.

Creo que lo mas delicado es otra cosa mas que no tener o estar solo o el estar aislado o el sentirse solo mas que el estarlo. A veces uno puede estar con gente pero puede sentirse solo. Es un sentiniento que la navidad en sí misma viene a desplazarlo y proponernos una consideración “Dios te ama, Dios viene a vos, Dios nace para vos” Por eso a esos que se sienten solos los invito a mirar alrededor, a vincularse, a buscar salir de esa soledad o de ese abismo interior. La navidad nos viene a sacar de esa soledad.

LG. Mirando ampliamente, no solo en Argentina, en el mundo pareciera que las grietas se amplían por ejemplo mencionar a Siria, EEUU, América latina con distintos hechos políticos, sociales, México por ejemplo.
OB. Uno de los resultados de la segunda guerra mundial fue el descubrir que éramos hermanos a partir del holocausto y de tantas muertes inútiles. Por eso el esfuerzo de la Europa unida que hoy zozobra frente a los localismos y regionalismos. América latina tenía una vocación de unidad que los intereses políticos y económicos que estaban en la sombras de la emancipación hicieron que se estallara en pedazos dejando a nuestros Países separados. Hoy la realidad es que se busca la unidad pero desde lugares que no tienen eficacia. Entonces no se produce esa unidad verdadera de los pueblos. Los hombres, Los pueblos tienen vocación de unidad surgen las diferencias a veces como un modo de imposición, a veces para ocultar otros intereses personales de sectores financieros, pienso en el armamentismo, pienso en los traficantes, pienso en el juego y en los que viven del lucro y así podríamos hablar de muchas otras campañas que hacen que el hombre se separen. 

LG. Y que causan mucho sufrimiento a los pueblos. Vemos por ejemplo en Siria las imágenes de la guerra son pueblos enteros caminando buscando a otros y otros que los esperan con las puertas cerradas.

OB. Exacto y tener en cuenta lo mas absurdo: en nombre de Dios. Esto que parecía superado aflora como una forma de exasperación de la identidad atacando lo mas hondo que tenemos, lo mas nuestro que es la fraternidad. El hombre se define por su condición de hermano.

LG. Usted llegó a ésta tierra del sol, a la tierra de Angelelli hace 3 años

OB. – Tres años y medio, si
LG. Ha sido protagonista de momentos decisivos como su intervención conciliadora en el conflicto del Famatina. Sigue teniendo contacto con ellos? Le parece que el gobierno nacional va a respetar ese pacto de no intervenir en el Famatina?

OB.- Mi actuación particularmente en ese momento fue de escuchar a las partes en conflicto pero sobre todo de llevar al Gobierno Provincial las inquietudes de un vasto sector de la población preocupada por el agua, por la tierra, por la sustentabilidad de su ambiente. Tengo que decir que una de las cosas que mas me preocupó fue cuando en los primeros meses del gobierno nacional que había asumido recientemente algunos funcionarios nacionales nos venían a visitar y a proponernos la panacea de la minería casi como una equiparación de la soja de la pampa húmeda.

También me preocupó mucho el levantamiento de las retenciones mineras que era una forma de contralor y de poder obtener recursos que hicieran al bien común de la población. Evidentemente éste tema de la minería es un tema que está siempre puesto sobre el tapete y aparece en los discursos de algunos funcionarios la visión de lo inevitable de la minería. Es cierto que hay formas de minería que son imprescindibles para la marcha de la economía ordinaria: la minería en sólidos, todo lo que tiene que ver con la piedra, con los materiales que utilizamos para la construcción, es una forma de minería.

Hoy hay un ámbito que pasa desapercibido pero que es crucial para las comunicaciones como es el tema del litio. En Argentina hemos sido sede del tercer encuentro mundial sobre el litio que se utiliza para la batería de los celulares pero también pronto se utilizará para vehículos como una forma de energía distinta que veníamos utilizando. Todo ésto nos obliga a repensar el paradigma del empleo de la minería y a considerar las ventajas y desventajas. Normalmente las desventajas son superiores y si a ésto se le suma un Estado que no controla, que no observa, que no discrimina las situaciones para ver qué es lo que se hace y qué es lo que no se hace vamos a estar mal.

LG- En ésto la encíclica Laudato Si en su momento aquí en La Rioja hizo mucho ruido por la posición y tenemos también a San Juan como ejemplo de la contaminación de los ríos y hasta ayer nomás asambleístas detenidos por protestar. 

OB. Evidentemente. Laudato Sí propone un modelo de consideración de la vida humana desde la perspectiva de la ecología integral. “Nosotros somos esa tierra, nosotros somos esa agua”. Es decir, la naturaleza humana se desarrolla, se despliega en ese contexto natural que debe ser sano, entonces esto afecta a las decisiones que se toman. Las desiciones desde las mas chiquitas como por ejemplo el uso de la basura, eso lo hacemos en casa, hasta las decisiones de gran magnitud como aceptar o no a una minera o poner criterios para legislar sobre la minería en una provincia o en una nación de acuerdo a las jurisdicciones.

De manera que éste concepto de la ecología integral que el Papa sostiene parte de una antropología, es decir, de un lugar del hombre en ese Universo que no es el del explotador del Universo sino del administrador en nombre de Dios y creo que éste es el rol que a nosotros nos toca. Todavía hoy uno va en el auto y a lo mejor el vehículo de adelante tira basura por la ventana. Todavía hoy vemos chicos que tiran papeles o adultos que ensucian, contaminan. Falta un crecimiento en ésto mas allá de los grandes hechos de política minera o ambiental tenemos un día a día que necesitamos superar y en eso la encíclica ha hecho un camino enorme, ha sido una propuesta muy importante que ha tocado algunos resortes del mundo financiero que se han sentido atacados o afectados mas que nada por éstas palabras del Papa.

LG- Seguramente porque detrás de la minería hay negocios millonarios

OB- Y también está el tema del uso del agua. Hace unos años me acuerdo de la famosa frase “vienen por el agua” nos sonaba apocalíptica. A veces es un género muy utilizado en el mundo político pero la verdad que mostró una capacidad de análisis singular que evidentemente nosotros no nos damos cuenta que no La Rioja precisamente pero la Argentina es un País bendecido por el agua. Hoy todavía uno ve gente que maguerea en la avenida San Francisco lava la vereda de su casa con la manguera con lo que cuesta producir esa agua potable.

LG. Angelelli decía el agua es para todos, la tierra es para todos, el pan es para todos. Un mensaje muy actual.

OB. Sí, sobre todo para esas ideologías de la exclusión. Los elitismos de los que se sienten con mas derechos que otros. Es un mensaje que tiene una gran vigencia. Nosotros todavía tenemos en algunos lugares del interior la problemática del agua y de los turnos y si no hay una consideración equitativa en el manejo del agua o por ejemplo cuando alguna empresa ensucia el agua con deshechos industriales, tenemos problemas en algunos lugares de la Provincia, evidentemente estamos vulnerando ese principio. O sea, Dios no hizo las cosas mal. El principio de la doctrina social de la Iglesia del destino universal de los bienes quiere decir que Dios hizo para todos. Si alguno tienen mas de lo que corresponde y algunos no tienen, el problema es nuestro.

LG. En eso también está el conflicto de la curtiembre en Chilecito que contamina las napas de agua. 

OB. Exactamente, ahí había un proyecto, no se si lo han terminado, lo iban a terminar de poner una planta que saneara el agua pero el olor, yo estaba recién llegado, soy de origen porteño, el olor me hizo acordar al riachuelo, me trajo a la memoria en una nochecita que venía de aquella zona. Evidentemente hay un tema de contaminación que es afligente. Y no se han hecho estudios detallados sobre lo que podría ser como se han hecho en Buenos Aires sobre esas cuestiones de electricidad de contaminación ambiental, si no hay una ruta de la muerte. Es decir, si no se provoca en un sentido a través de los efluvios que salen de esas plantas. No digo solo de esa, sino también de otras, si no se provoca la muerte de alguna manera por cáncer o algún otro tipo de afección bronco pulmonar.

LG. Monseñor, hay otra frase de Angelelli que dice: “existen unos que no tienen voz que son marginados y explotados y existen otros que tienen privilegios y explotan a los demás. ¿Eso lo quiere Dios? No. Eso lo dijo en 1973, se la podría aplicar al gobierno de Macri, no?

OB. Sobre todo cuando hay estas políticas de los gobiernos donde se busca asegurar la ganancia o asegurar la rentabilidad o aparecen modelos de seducción para que vengan empresas a costa de entregar ésto o aquello evidentemente estamos consagrando privilegios. Imagino el contexto de esa frase, creo que debe haber sido el de Codetral. En el momento en que se estaba definiendo un modelo de producción que tenía que ver con el cooperativismo, que tenía que ver con el uso de la tierra. Ahí donde habían tierras que todavía hoy están incultivadas. En aquel momento ya Angelelli proponía un trabajo en esas tierras de forma cooperativa. Ese proyecto que marcó la atención grande con la costa y también con algunos sectores.

LG. Hay grupos que critican la intervención del Papa Francisco en la política de nuestro País y le llaman el Papa peronista.
OB. Evidentemente la vida del Papa Francisco ha tenido una sucesión de participaciones que lo han ido perfilando como un dirigente con una proyección que va mas allá de su condicíón de pastor. Esto es natural. Yo me acuerdo los primeros años del Papa Juan Pablo II que venía de una gran vinculación del Sindicato Solidaridad de Polonia la importancia que tuvo en afirmar la primacía del hombre, el valor del hombre, la espiritualidad, la lucha. Aquellos primeros años de Juan Pablo II fueron muy fuertes. Seguramente habrá tenido también sus críticas. En el caso del Papa Francisco lo que hay también es una percepción muy completa que lo va mostrando capaz de una gran significación a pequeñas y grandes experiencias populares. Por ejemplo el tema de los movimientos sociales yo creo que es el Papa que los ha puesto de relieve. Y hoy como consecuencia en la Argentina la ministro de Desarrollo Social se sienta a hablar con los movimientos sociales y ésto ha tenido que ver con que el Papa les ha dado una visibilidad que éstos movimientos parecían separadamente no tenían y hoy son reconocidos como grandes actores sociales.

Probablemente además su propia figura. Uno lo conoció en Buenos Aires mucho mas parco, mas de perfil bajo como decimos, y verlo hoy con gestos que no son vacíos, que no son pura gestualidad llaman la atención sobre algunos aspectos de la vida de los pueblos y de las personas, mas que calificarlo con una u otra ideología política, estamos ante un hombre de Dios con una profunda concepción de la humanidad.

LG. Ayer el Papa se encontró con unos chicos de la Acción Católica de Italia y les dijo “contagien la alegría y la paz, cuiden a sus abuelos” pero vemos que hoy por ejemplo en la Argentina ha sido noticia que los abuelos del PAMI no tienen acceso por tiempo indeterminado a las Farmacias, algo que es esencial para unas personas de edad ya con la salud frágil. Podríamos decir entonces que la Iglesia, que los cristianos estan llamados a un mayor protagonismo? en base a ésta situación que vivimos en la Argentina.

OB- Nunca va a ser suficiente lo que hagamos los cristianos. Lo que no ayuda, lo que no es verdaderamente cristiano es refugiarnos en una fe que nos aísle, que nos convierta en personas que separan la fe de la vida. Tomar parte de la vida y buscar caminos para expresarla es lo que define al cristiano.
El Papa así mismo se empieza a ver como viejo. Es gracioso porque en éstos días empezó a hablar de la ancianidad de sí mismo, no era común escucharlo. Es muy interesante porque con picardía, con simpatía, así campechano como habla él hace notar el valor del anciano. Rescata la sabiduría del anciano que ésto para nuestras sociedades o una sociedad como la riojana es muy importante.

LG. Las dictaduras parecieran encapricharse con los poetas, principalmente. Es como que la belleza de la palabra los descoloca, los enfurece. Y Angelelli mas allá de todo lo que sabemos de él ha sido un poeta. Nosotros tenemos la costumbre en el programa de compartir un poema y si me permite es un poema escrito justamente por Angelelli. Dice así:

Estoy pelando la leña 
para encontrarle el alma al palo…
y así dibujar mi rostro
en el interior de este palo
por eso huyo de la ciudad
donde es difícil encontrarle
el alma a este palo.
Aquí en la quebrada
y en el silencio de los cerros,
cuidado por los cardones,
los pájaros y el diálogo del arroyo
descubro que es fácil
tallar mi rostro
en el alma de este algarrobo
y escuchar en él
la voz del silencio de los cerros
para contarle a mis hermanos,
negros o blancos,
pobre, rico, marginado.
que cada palo de algarrobo
se aprende a amar
cantando, llorando
tallando, silbando,
sirviendo
sin mirar que leña tiene el palo.

OB. Usted sabe que yo vivo en el lugar donde él escribió eso que es acá en La Rioja en una pequeña casita del Obispado en la quebrada, casi al fondo. Una cosa que cuentan es que él apoyaba la cabeza en la piedra del arroyo. Es un lugar que a él le gustaba ir. El no vivía ahí, ahí tenía un grupo de jóvenes que trabajaban en una cooperativa, creo que criaban conejos. Escucharla me lleva a ese paisaje. Hoy el ruido de la ruta y otros ruidos mas hacen que no aparezca tan bucólico pero de verdad en la descripción nos pone en un paisaje con una mística pero además no es solo la mística del paisaje sino del descubrir en esa leña que él va pelando el interior. Ese buscar el alma al palo es también como una rumia del propio ser tratando de llegar a lo esencial y en lo esencial estamos hermanados negros y blancos, como dice él, al punto que nos reconocemos hermanos.

LG. Monseñor usted estuvo presente en la sala del Tribunal en el juicio por Angelellli. ¿Cómo ha vivido ese momento?

OB. Estuve en dos sesiones. En la sesión inaugural y en la lectura de la sentencia. Después colaboramos mucho a través de la presentación de documentacion. Como Iglesia, ya mi predecesor Monseñor Rodriguez ya había comprometido la participación como querellantes. En el período que me toco a mi fue justamente el de las audiencias y fue muy fuerte. El primer día se  realizó la lectura formal de cargos y la ambientación inicial pero fue muy fuerte la lectura de la sentencia y escuchar la voz de la calle. Yo estaba en el piso de la sala pero se escuchaba cuando se iba leyendo cada sentencia de cada cargo y algunos videos que circulan en internet muestran casi esa confluencia, por un lado la sala atiborrada de gente pero en silencio respetando las pautas del tribunal y afuera la muchedumbre como dando curso al reconocimiento de lo que la sociedad había podido alcanzar como verdad. Creo que la justicia no persigue la revancha o en todo caso no es la revancha el objetivo de la justicia sino restablecer la verdad con toda su fuerza.

LG. Hay genocidas de la dictadura que en estos momentos gozan de prisión domiciliaria, hay otros cómplices como ha pasado hace poco con el papel prensa de Clarín que han sido absueltos, ¿cómo ve el país en cuanto a los derechos humanos? ¿es un retroceso?

OB. Creo que nunca va a retroceder cuando hay viene una mayor conciencia. La población ha crecido en la consideración de los derechos humanos y de eso no se vuelve, es un valor adquirido. Nadie se podría llegar a sentir dueño de los derechos humanos o de la defensa de los derechos humanos pero evidentemente hay que estar atentos para que no se produzca el vaciamiento por ejemplo de los recursos que asisten a la protección de los testigos en algunos casos o el traslado de los testigos. Son causas muy antiguas o lo que significa sobre todo buscar o procurar proseguir las causas no estancarlas como sujetándolas a una moda o “ahora no corresponde” o “ya no es importante”. La vigencia de los derechos humanos para nosotros es cuestión de vida y en ese sentido creo que es importante que nosotros podamos buscar la forma de hacer docencia con esto. Por eso superar la revancha y animarnos a buscar la verdad con todas sus fuerzas.

LG. Esta mañana las madres del dolor o justicia por nuestros ángeles marcharon exigiendo justicia por sus hijos. Le quería pedir unas palabras para ellas.

OB. Dos o tres veces he hablado con los papás de Marito Taboada. La fuerza de  ese matrimonio, la pasión que pone esa mujer no solo ya por su hijo sino por hacer viva la lucha que la animó siempre que es la juventud libre de droga. Es conmovedor y están en soledad. Muchas veces nos pasa que tenemos una memoria frágil o las urgencias van desplazando la atención particular que éstos casos merecen mas lo que significan muchas veces las burocracias de la justicia alargan la consecución de la verdad y de la reparación. Sobre todo para ellos en ésta navidad invitarlos a considerar que no están solos sino bien acompañados de una conciencia que crece.

LG. Monseñor Ud. hizo algo revolucionario, digamos, pensando en las fiestas que a los amantes y protectores de los animales nos dio mucha alegría la invitación al no uso de la pirotecnia en las fiestas patronales. ¿Cómo fue, por qué tomó esa decisión?

OB. La verdad es que toda mi vida padecí también en casa los efectos de los cuetes de la navidad porque nosotros teníamos animales y veíamos como sufrían. Ahora esa mirada personal, esa comprensión de la situación se fue ampliando cuando tuve la posibilidad de ver otros casos de personas que iban padeciendo por trastornos auditivos o neurológicos. A mi me parecía que tenía que dar una palabra como Obispo porque uno se siente responsable al menos de transmitir esas voces. Es muy común que en el bullicio o en el ruido o en la algarabía confundamos el sentido de fiesta con el respeto a los otros y olvidemos que hay elementos de respeto. Algunos me salieron con las tradiciones y yo les decía “Miren, la tradición mas antigua de la Iglesia es el amor”. Otros me venían con consideraciones y hubo algún medio de prensa que sacó infundios contra nosotros buscándonos. Se han retractado. Por supuesto, se retractaron en el plano personal no lo han hecho todavía públicamente, quizás no lo hagan. Para nosotros es muy importante señalar el valor y la importancia que tiene respetar a todos y considerar los valores de todos. “Si mi alegría es hacerle un daño a otro, aunque sea no considerándolo, no teniéndolo en cuenta, estamos sonados”. Me parecía que era importante. Tuve mas repercusión de la que pensaba. Yo lo propongo porque no soy una autoridad política.
No estamos en contra de la fiesta. El cristianismo es esencialmente fiesta pero es una fiesta donde todos nos podamos sentir bien y entonces absolutizar una expresión como esa que puede provocar daños es como desubicarse, quedarse en la cáscara. La fiesta es alegría de verdad para todos y ser creativos. Hay muchos modos de fiesta que pueden alegrar. La música, la belleza de la música provoca la nobleza de los sentimientos y no afecta. El riojano es tan creativo que se las va a ingeniar para hacer fiesta con sus propios recursos.

LG. Monseñor hay en nuestro país una mujer que es coya que está presa en contra de todas las garantías constitucionales por las que ya se han hecho eco organismos internacionales. Me estoy refiriendo a Milagro. Incluso en éstos momentos antes de venir para acá había una represión en Jujuy en la puerta de donde se está tramitando el juicio contra ella, estaban reprimiendo a legisladores nacionales y defensores de los derechos humanos de la CTA. Le quería pedir unas palabras, una reflexión acerca de esto.

OB. El tema conmueve sobre todo a la población en cuanto a la preocupación por el respeto de las garantías constitucionales. En Jujuy se vive seguramente de una manera distinta.
Nosotros como Conferencia Episcopal estamos muy atentos a lo que nos informa el Obispo que tiene una buena relación con Milagro, con su esposo, aún con su familia y la visita regularmente, creo que va a ir para navidad ahora. Entonces tenemos la certeza de que hay ese acompañamiento de parte de la Iglesia. Creo que los organismos internacionales llaman la atención sobre la observancia de algunas normas y la razonabilidad de algunas decisiones tomadas sobre todo en lo que tiene que ver con la restricción de la libertad si es que la persona no va a sustraerse a la justicia ni va a provocar una vulneración de los hechos que van a ser probados. En ese sentido hay que estar atentos a lo que dicen los organismos internacionales. En el juego de competencias el Estado nacional dice que le toca al Estado provincial expedirse. Creo que había algún pronunciamiento en éstas horas que estaba por darse en relación con algunas de las causas. Esperemos que esto pueda verse con mas claridad y que pueda diferenciarse la necesidad de esclarecer algunos hechos respecto de una circunstancial afectación de la libertad de una persona no es poca cosa.
Tengo entendido por gente que me ha compartido que a ella le preocupa mucho la falta de libertad de algunos de sus colaboradores. Ella está padeciendo eso. Es importante que pueda atenderse la libertad de las personas en el debido proceso.

LG. Sin la condena mediática..

OB. Eso es muy difícil en el país. Los medios y algunos grupos marcan la pauta de la opinión. Uno si escucha algunos de los medios nacionales en una tarde ve como hay una línea editorial dominante y como se va imponiendo un linchamiento mediático que se expida la justicia.

LG. Y ahí está la gravedad: “Está encerrada porque nos ha parecido que es culpable” el rol de la justicia es lo grave que quede afuera

OB. Creo que la articulación del debido proceso implica también la posibilidad de discernir las causas y ver realmente si hay alguna causa que merezca esa restricción de la libertad lo cual, en principio, con otros procesos abiertos con otras personalidades del gobierno anterior que gozan de libertad pareciera que esto merecido una atención correcta.

LG. En éste tiempo se intenta poner de moda el mensaje de la “meritocracia” alentando a la desigualdad y frente a ésta palabra tenemos la otra que la utiliza mucho el Papa Francisco de la “misericordia” Si no me equivoco etimológicamente de miserable y corazón.

OB. Si, es el sentido de compasión que no es la mera empatía porque la empatía nos deja sintiendo pero no nos pone en el lugar de cómo salir de alguna situación. La misericordia es un principio activo que no es una compasión nomás, sino que es una compasión de solidaridad, de buscar el bien del otro, de comprender, de alcanzar el sentimiento del otro.

LG. Socialmente ésta meritocracia que se quiere imponer se siente mucho al decir “no pero si ese es un vago por qué lo vamos a ayudar”. ¿Cómo se puede contrarrestar ese mensaje?

OB. Hoy yo creo que misericordia es ofrecer igualdad de oportunidades. Estoy pensando en políticas de Estado, porque también de los Estados se les puede pedir esto en el sentido que si hay un gobernante hay un corazón humano y detrás de ese corazón humano tiene que haber la búsqueda de un bien. Misericordia es proponer fuentes de trabajo. Evidentemente en algún momento los planes fueron una solución de ésta crisis de hace 15 años, hoy vuelven a ser necesarios en tantos hogares pero los planes son para la emergencia, para el desarrollo y para el progreso está el trabajo.

Juan Pablo II decía que el hombre no solo hace en el trabajo sino se hace. Angelelli despuntaba el palo para mostrar tallando la madera que de esa madera emergía un ser. Nosotros trabajando nos hacemos, nos realizamos. Llevamos a veces hasta cuatro generaciones que han vivido solo de changas y entonces cómo hacer para crear. Esto es lo que el Estado tiene que procurar, buscar, inversiones sanas, nobles, inversiones que busquen el desarrollo de las personas y de las familias y de las sociedades. Estamos esperando ver las bondades del plan Belgrano. Fue un anuncio de campaña. Hubo alguna asignación, alguna designación pero todavía nos queda ver cómo se concreta en un norte que ha sido notablemente desfavorecido respecto del resto del País. 

LG. Y acá tenemos los despidos y cierres de fábricas

OB. Las medidas de importación todo lo que tiene que ver en lo textil ha sido devastador para nuestra zona y eso nos preocupa, nos aflige.

LG. ¿Cómo descubrió su vocación sacerdotal?

OB. Me pasaron varias cosas. Yo fui a un colegio de curas, de los padres salesianos y tuve muchas veces allí la experiencia de la llamada pero fui dejándolo estar en el sentido que esperé ser un poco mas grande. Entre al seminario con 21 años. En el medio hice la conscripción y después empecé a trabaja en un estudio jurídico laboral y fíjese qué curioso, en el estudio jurídico laboral defendíamos en los años 80 las causas de los despidos, falta de indemnización del daño laboral. Ahí en el contacto con el mundo de los obreros despedidos o sin indemnización tuve como un nuevo llamado. Ahí conocí a un hombre maravilloso que fue el Nuncio Novak, Obispo de Quilmes, que estaba tan comprometido con la dignidad de los trabajadores y establecimos una vinculación de mucha cercanía y en un momento determinado ese viejo llamado a ser sacerdote lo había redescubierto cuatro o cinco años después en éste compromiso con la justicia, con los derechos humanos pero también con el poder hablarle a los hombres de otras cosas de esas que tienen que ver con el corazón y un mensaje eterno de vida y esperanza que es el Evangelio.

LG. O sea que en su vocación están presentes los trabajadores.

OB. Han estado los trabajadores. En aquel estudio me acuerdo que de la calle Viamonte venían muchos grupos. Por ejemplo me acuerdo que atendíamos a enfermos del mal de la brucelosis y recuerdo las consecuencias en la piel y las afecciones auditivas de los que trabajan en la metalurgia. Me acuerdo el dolor que me causó el fundamento de un juez en una sentencia que el trabajo era una maldición bíblica entonces la condición del trabajador estaba asociada a aquella. Algo absurdo que presindía de todos los logros que la humanidad había hecho en ésta materia. Yo estudiaba derecho por eso mi compromiso y vino esa necesidad de dar un paso y consagrar la vida.
Ayer pensaba en los jóvenes que tomaron la consagración diaconal y pensaba en el mundo que les toca vivir. Creo que en definitiva cuando uno piensa en la vocación es como cuando uno se enamora, siente algo que le dice “es por acá”

LG. ¿Hay muchas vocaciones en La Rioja?

OB. Tenemos una decena de jóvenes. Ahora se ordenaron dos, tenemos tres en San Juan terminando los estudios. Tres en Córdoba. Van a ir dos a Córdoba y van a entrar tres el año que viene. Es un número importante para la realidad riojana pero estoy seguro que habrían muchos mas jóvenes solo que no se les llama, no se les hace notar del modo apropiado la riqueza de una decisión así quizás porque a veces mostramos un modelo triste de sacerdocio o un modelo aislado de sacerdote que solamente se convierte en un funcionario del culto. Creo que el sacerdote es un animador de vida. En ese sentido su liderazgo espiritual con la comunidad es la de dar vida y generar vida en nombre de Dios, no en nombre propio.

LG. Para los cristianos Dios es Amor pero ¿el amor es una utopía hoy en día en el mundo?

OB. El amor es una necesidad y el amor es un don. Una necesidad porque no podemos vivir sin amor y por otra parte es un don porque el amor está dentro nuestro, hay que dejarlo fluir y hay que dejarlo fluir desalambrando diría Angelelli, desovillando también diría él, desplegando la vida. El amor está dentro nuestro y hay que dejarlo fluir.

LG. Le pido, finalmente, un mensaje por éstas fiestas para los oyentes de la radio, para los riojanos en general y en particular para esas personas que han sufrido los despidos en el Parque Industrial, los comerciantes que han tenido que cerrar y que no la están pasando bien.

OB. Los invito queridos hermanos a encontrarse con ustedes mismos en primer lugar. A descubrir ese yo profundo que habla de vida, de esperanza, de lucha, de esfuerzo, y que para nada prefiere la agonía del aislamiento sino que busca compartir esa soledad y hacerla vida en otros. Creo que la nochebuena es ese mensaje provocador de un niño pequeñito y frágil de dos papás transeúntes que no encuentran posada y que terminan en un establo dando lugar al nacimiento y a la vida de la humanidad. Que Dios los bendiga.

Ir a descargar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *