La navidad según Perez Esquivel

Navidad nos renueva la vida y la esperanza, y en el hacer cotidiano renace el espíritu de la oración.
Jesús ilumina la vida y nos señala el camino:
“Dejad que los niños vengan a mi”…
Y a tí, abraza a los desamparados, a los sobrevivientes sin presente y sin mañana, que la nada envuelve sin ternura y horizontes sin destino.
Son voces del silencio devoradas por el mar
donde no dejan huellas.
Los pueblos claman un mundo de iguales, la resistencia y rebelión de conciencias de lucha, por derrotar el hambre, la pobreza, la discriminación y
la violencia que golpea la vida.
La Navidad nos convoca a construir la Paz, la fraternidad de los desposeídos, y a abrazar a los niños del mundo para que no pierdan la sonrisa de la vida y la esperanza.

Paz y Bien

Adolfo Pérez Esquivel

Diciembre del 2016

Se reproduce la obra de Adolfo Pérez Esquivel “Mujer y niño indígenas guatemaltecos” (1991)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *